¿Por qué humidificar?

En las últimas décadas, los fabricantes han comenzado a darse cuenta que condiciones de humedad óptimas son beneificiosos para la rentabilidad de su negocio.Entre sus beneficios se encuentran: incrementar la velocidad en las cámaras de curado y fermentación; evitar daños en los almacenes de materias primas y producto terminado; mantener la calidad de los productos, prevenir el deterioro de equipos críticos; preservar en condiciones óptimas los laboratorios de pruebas; disminuir la infección intrahospitalaria, entre otras muchas cosas más.

Adicionalmente las investigaciones sobre la calidad del aire interior (IAQ) muestran una relación directa entre el bienestar psicológico de los empleados y el entorno en el que trabajan. Cuando la humedad relativa interior cae por debajo del 40%, la incidencia de ausentismo y enfermedades respiratorias aumenta.

¿Qué es la humedad?

La humedad se define como la cantidad de vapor de agua en el aire. La humedad absoluta es una medida del vapor de agua real en un volumen dado de aire, generalmente expresado en granos de agua por pie cúbico o kg de agua en kg de aire. La humedad relativa es la cantidad de vapor de agua en un volumen dado de aire en comparación con la cantidad de vapor de agua que el mismo volumen de aire retendrá en la saturación (100% de humedad relativa) a una temperatura determinada.

Las instalaciones de aire acondicionado y calefacción están diseñadas para condiciones de confort. Sin embargo, en muchos casos estos sistemas reducen la humedad por debajo del nivel recomendado para que las personas operen con la máxima eficiencia en un ambiente de trabajo. Rara vez hay un sistema de HVAC diseñado para mantener la humedad relativa controlada que se necesita en las oficinas y la industria moderna . Por lo tanto, se recomienda agregar a la  instalación HVAC, un sistema de humidificación cuidadosamente diseñado para mantener el área a los niveles adecuados de HR.

Barreras de vapor y aislamiento

El vapor de agua puede moverse fácilmente dentro de un espacio así como infiltrarse desde el exterior o exfiltrarse a través de la envoltura del edificio debido a los diferenciales de presión de vapor causados ​​por la humedad absoluta diferente. Bajo ciertas condiciones de temperatura y humedad, pueden ocurrir problemas de condensación y posibles daños estructurales. Para evitar estos problemas, Condiar recomienda que se sigan los criterios de diseño adecuados con respecto a la instalación de barreras de vapor y aislamiento en edificios.

Estabilidad de la humedad

La estabilidad de la humedad es la capacidad de un material para mantener un nivel de contenido de humedad a pesar de las fluctuaciones de la humedad del ambiente. Muchos materiales emiten o absorben humedad rápidamente, lo que puede ocasionar daños graves al material o al proceso en el que puede estar involucrado. La desecación de un material puede provocar el deterioro del producto, mientras que, a la inversa, un material seco también puede sufrir los efectos secundarios perjudiciales de la recuperación de la humedad. En muchos casos, el deterioro del producto está directamente relacionado con la falta de estabilidad a la humedad. Los productos como vegetales, flores cortadas, frutas y muchos productos comestibles no pueden volver a su calidad original una vez que han perdido la humedad.

Al instalar un sistema de humidificación eficiente, esta costosa pérdida de productos puede evitarse. En la actualidad, muchos procesadores de alimentos humedecen sus plantas y áreas de almacenamiento y pueden almacenar frutas y verduras durante meses sin pérdida de calidad o peso del producto. Pero el deterioro causado por la pérdida de humedad también es un problema para tesoros como antigüedades, libros raros y las mejores obras de arte del mundo, todos los cuales son susceptibles al daño causado por la pérdida de humedad. Provoca que las antigüedades, las pinturas, el papel y las encuadernaciones se rompan, se comben y se deterioren. Afortunadamente, la mayoría de las bibliotecas y museos son conscientes de la necesidad de una humedad controlada para proteger sus tesoros invaluables. Saben que el control adecuado de la humedad es una medida preventiva muy económica que evitará las restauraciones costosas y a menudo imposibles.

Para cualquier producto que requiera un cierto porcentaje de humedad para mantener su calidad, la pérdida de esa humedad reduce su calidad. Algunos productos pueden volver a su estado original devolviéndoles la humedad. Sin embargo, entre los que no pueden reabsorber la humedad para recuperar su calidad perdida están los productos de frutas y vegetales,  pinturas y objetos de arte.

La humidificación es la mejor y menos costosa manera de mantener la estabilidad de la humedad. Si el aire que rodea el material se mantiene a un nivel de humedad relativa adecuado y constante, de modo que los materiales no emitan ni absorban humedad, los productos se  mantendrán estables tanto en contenido de humedad como en dimensión. Idealmente, el equipo de humidificación  debe instalarse en áreas de almacenamiento de materias primas, instalaciones de fabricación y salas de almacenamiento de productos terminados, para un control total del contenido de humedad del producto.


¿Quieres aprender más sobre la importancia de la humedad?

Contacte a uno de nuestros expertos